Testimonios

 
 
 
Este es el testimonio de la paciente Judith Cochran Monge, quien cuenta su experiencia al acudir con el cirujano oncólogo, el Dr. Gabriel G. Fernández Villalobos.
 

 
Hace 7 años, en el 2011, mi vida era normal, como es la de una mujer que trabaja, es casada y le gusta vivir bien haciendo planes de negocios, etc. Mi nombre es Judith Cochran Monge y actualmente tengo 53 años. Tengo un hijo varón de 28 años… Bueno, eso en lo que respecta a mi vida personal.

Mi vida ha dado un giro de 360 grados cuando de repente. en una mamografía de mis revisiones de rutina anuales. sale un nódulo pequeño de 2 centímetros de diámetro, dónde después de tomarme por sorpresa el hallazgo acudo recomendada por una querida amiga a la cual le pido consejo y opinión; “Dime, ¿qué hago?, tengo una bolita amiga, ¿con quién voy?, ¿qué hago?, he escuchado mucho del cáncer de seno”.

Yo no soy madre biológica y tengo dos hermanas que ya habían tenido cáncer de seno y les quitaron un seno, entonces mi temor aumentaba al doble. Así, atemorizada, acudí con el Dr. Gabriel G. Fernández Villalobos y sí, efectivamente, requirió hacer biopsia y ¿cuál sería mi gran sorpresa? Salió positivo el cáncer. Uno diferente al de mis hermanas, pero cáncer: Carcinoma In Situ. En términos de medicina es cáncer en su etapa inicial, el cual no suele ser agresivo pero igual requiere tratamiento de radiaciones y Tamoxifeno tomado, que es como una quimioterapia que se toma en pastilla por 5 años y que con la ayuda de mi familia logré salir adelante después de una fuerte depresión que no conseguía entender por qué me pasaba esto cuando mi vida era perfecta.

Ahora pensaba que acudir al médico sería lo peor que me ocurriría y… las cirugías... Primero me quitaron el pezón derecho porque los dos tumores estaban pegados al pezón. Me sentía mutilada, triste, acabada y luego, después de año y medio, más nodulitos en otro seno y otra cirugía y ahora otra histerectomía.

Pero siempre agradezco el atinado consejo de mi amiga, que fue mi ángel, cuando me dijo: “Ve con el Dr. Gabriel Fernández”. No pude haber tenido mejor recomendación. Él ha sido una persona muy humana, comprensiva, siempre de buen humor, que me ha ayudado y lo estimo muchísimo. Siempre recomiendo, tanto a hombres como mujeres, que se atiendan con el Dr. Gabriel G. Fernández Villalobos y los envío a su consultorio, ya que reciben atención integral donde encuentras médicos con varias especialidades y, lo principal, encuentras entendimiento, paciencia y amistad. E

El Dr. Gabriel G. Fernández Villalobos es lo máximo, muy humano, lo recomiendo sin duda alguna. Eternamente agradecida por siempre. Lo mejor de todo es que mi vida cambió para bien. Entré a la Universidad Autónoma de Durango y acabo de titularme de Licenciada en Nutrición y ahora me encuentro cursando la Maestría de Licenciatura en Docencia, quiero ser un testimonio para futuras generaciones, para mi familia y para mí misma.'

Atentamente
Judith Cochran Monge