Preguntas frecuentes

 
 
 
 
¿Qué es la prevención?
 
La prevención son los mecanismos o medidas adoptadas para mejorar la salud.
 
 
 
¿Qué es el cáncer?
 
El cáncer es una enfermedad (tumor maligno o canceroso) que se presenta cuando una célula pierde la capacidad de autorregulación y autodestrucción (mecanismo de defensa) y adquiere la propiedad de desarrollarse, crecer, invadir y dar enfermedad a distancia (metástasis).
 
 
 
¿Es lo mismo “tumor” que “cáncer”?
 
Un tumor es el nombre médico que se le da a la presencia de una lesión (bola, úlcera, deformidad, lunar) que aparece en el cuerpo y en un sitio donde no se encontraba anteriormente. Los tumores pueden ser benignos (buenos) o malignos (que es ya el cáncer).
 
 
 
 
 
¿Quién es el especialista encargado de prevenir, diagnosticar y tratar los tumores malignos?
 
Los oncólogos (médico oncólogo, oncólogo radioterapeuta y cirujano oncólogo). Ellos son los especialistas encargados de explicarle al paciente y sus familiares cómo se debe prevenir y diagnosticar el cáncer, así como de qué tratamientos oncológicos debe seguir y cómo éstos se deben combinar (cirugía-quimioterapia-radioterapia; quimioterapia-cirugía-radiación).

A mayor edad de la persona, mayor es la probabilidad de desarrollar cáncer. Para identificar temprano un cáncer es importante iniciar con revisiones médicas periódicas, para que el oncólogo enseñe, revise y estudie al paciente sobre cómo puede prevenir, sospechar e identificar a tiempo algún síntoma relacionado con un tumor maligno (cáncer).
 
 
 
¿Quiénes tienen más probabilidades de padecer cáncer?
 
Las personas con antecedentes familiares de cáncer y mayores de 45 años, pero en general todos estamos expuestos a desarrollar tumores malignos.
 
 
 
¿Cuáles son los métodos de prevención?
 
Actualmente los métodos preventivos contra el cáncer utilizados dependen del área o sitio del cual se quiera hacer la prevención, esto, evidentemente se relaciona con los factores de riesgo y la susceptibilidad del paciente a desarrollar un tumor maligno.

A continuación indicamos algunos ejemplos:

  • Cáncer de mama: mamografía o ultrasonido mamario
  • Cáncer cérvico-uterino: Papanicolaou
  • Cáncer de colon: colonoscopia
  • Cáncer gástrico: endoscopia de tubo digestivo
  • Cáncer de próstata: tacto rectal y antígeno prostático específico (PSA)

Tenemos que acudir a revisiones periódicas con nuestro médico de confianza y si tenemos factores de riesgo de padecer cáncer, realizar sus revisiones de rutina con un oncólogo.
 
 
 
 
 
¿Una biopsia mal hecha puede ramificar el cáncer?
 
Para poder hacer el diagnóstico de cáncer es necesario realizarnos una pequeña cirugía llamada biopsia, pero el realizarla no quiere decir que el cáncer pueda ramificarse. Lo que sí es importa que este proceso sea dirigido por un cirujano oncólogo, ya que el uso del criterio equivocado puede afectar el diagnóstico y la sobrevida del paciente.
 
 
 
¿El cáncer duele?
 
Todo tumor maligno cuando empieza a crecer no da síntomas o signos que sugieran sobre la enfermedad, por eso, en un inicio, el cáncer no duele y las personas no acuden con el oncólogo

Sin embargo, si el cáncer es más avanzado o el tumor ha crecido, afecta estructuras importantes como nervios y el dolor manifestado llega a ser muy importante.

 
 
 
¿Puedo tener cáncer y no padecer algún síntoma?
 
La gran mayoría de las veces los pacientes llegan en etapas de cáncer avanzadas porque nunca tuvieron algún síntoma y nunca fueron valoradas por un oncólogo.
 
 
 
 
 
¿Qué es la radioterapia? ¿Me da más cáncer si me dan este tipo de tratamiento?
 
La radioterapia (RT) es el uso de radiaciones ionizantes que se utilizan para destruir las células malignas y tener un mejor control local de la enfermedad. Este tratamiento puede, en determinadas circunstancias, muy específicas y aisladas, favorecer al desarrollo de tumores malignos.
 
 
 
¿Es importante el apoyo psicológico para el paciente y su familia?
 
Siempre es importante el apoyo psicológico al paciente y familiares que viven y que conviven con el paciente, esto se debe a la relación que existe entre la palabra “cáncer” y el miedo natural del paciente a enfrentar esta enfermedad y su expectativa de vida.
 
 
 
¿En qué hospitales opera el Dr. Gabriel G. Fernández Villalobos?
 
Es importante que sepas que el cirujano oncólogo puede operar en cualquier hospital que el paciente quiera o pueda, sin embargo, dado el tipo de procedimientos que se hacen lo mejor es operar al paciente en un hospital que tenga lo necesario para resolver una emergencia, por eso que la gran mayoría de los cirujanos operan en hospitales que cuentan con Unidad de Terapia Intensiva.
 
 
 
 
 
¿Puedo saber el precio de una cirugía sin haber tenido una valoración médica previa?
¿Por qué?

 
El costo del procedimiento quirúrgico depende del tumor que se va a operar, del sitio donde se encuentra y de la complejidad para poder resecarlo, así como del personal médico que asistirá en el procedimiento, por eso cada cirugía tiene costos diferentes. Es importante que sepas que cuando se planea una cirugía el costo de la consulta no se lleva a cabo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
SÍNTOMAS DE ALARMA
 
Si identifica alguno de los siguientes síntomas, lo invitamos programar una cita con el Dr. Gabriel G. Fernández Villalobos .
 
 
Seno
 
 
 
Nódulos duros, firmes, no móviles, bordes irregulares, inflamación, piel de naranja, hundimiento del pezón y/o salida de secreción.
 
 
 
 
 
Ginecológicos
 
 
 
Sangrado transvaginal, dolor pélvico, infección por virus del papiloma humano, crecimiento abdominal.
 
 
 
 
 
Colon y recto
 
 
 
Inflamación abdominal, estreñimiento y diarrea crónicos, heces oscuras, pérdida drástica de peso.
 
 
 
 
 
Piel
 
 
 
Presencia o crecimiento de lunares, nodulaciones, ulceraciones, crecimiento de verrugas.
 
 
 
 
 
Tórax y pulmón
 
 
 
Tos con sangre, dolor torácico, baja drástica de peso, tos crónica con flema, dificultad para respirar.
 
 
 
 
 
Gastrointestinal
 
 
 
Inflamación abdominal, gastritis crónica, pérdida de peso, saciedad temprana, vómitos después de comer, vómitos oscuros.
 
 
 
 
 
Óseos
 
 
 
Dolor intenso, deformidad de la región afectada, fracturas inexplicables
 
 
 
 
 
Cabeza y cuello
 
 
 
Deformidad en cuello, presencia de nodulaciones, dolor, limitación funcional, dificultad para respirar, cambio de voz, inflamación irregular de anginas, molestia al tragar.